El posicionamiento del transporte aeroportuario en Barcelona

El transporte aeroportuario es el que más ha crecido en los últimos 20 años en toda Europa. En promedio, el tráfico de aviones ha aumentado un 7,4% anual desde 1980 en Barcelona y esa tendencia se puede ver en cualquier ciudad del continente. En la actualidad, cada día alrededor de 25 mil naves surcan los cielos europeos. Esto, sin dudas es conocido por un operador logístico y le indica a sus clientes cuáles son los beneficios de esta opción.

 

Los vuelos indirectos han sustituido a los directos gracias al transporte aeroportuario en la capital catalana, por lo que el tamaño de los aeroplanos ha disminuido. Esto significa que hay más cantidad de servicios diarios ofrecidas por las empresas. Un buen operador logístico sabrá entonces el momento adecuado para hacer el envío de las mercancías teniendo en cuenta este factor.

El transporte aeroportuario de Barcelona está cualificado en la categoría de “conexión comunitaria” y su jerarquía es de máximo nivel. Está dentro del selecto grupo de los seis aeropuertos con esta característica en España y además ocupa el segundo lugar en cuánto a tráfico de pasajeros. Si bien esta no es tarea del operador logístico, hay que tenerlo muy en cuenta.

La ciudad condal y su transporte aeroportuario posee una gran proyección transoceánica, siendo un centro de distribución de mercancías y pasajeros hacia Sudamérica y África, además de conectar diariamente con localidades de Italia (Nápoles, Milán, Roma, Florencia) y Francia (París, Lyon, Marsella). Al estar situado en una posición estratégica es ideal para realizar viajes a todo el mundo.

Por último, el transporte aeroportuario de Barcelona tiene miras de ampliación a futuro, con planes de añadir una tercera pista de operación independiente y mantener la aproximación al mar, entre otros. Contar con un excelente operador logístico como GSL21 será vital para el éxito de su empresa a la hora de exportar productos al extranjero.

Author Bio

Leave a reply